<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=163589867915986&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Mazda: Conexión genuina entre un auto y su jinete de asfalto

Creado por Mazda Ecuador Comparte este artículo:

Si hay algo que caracteriza efectivamente a Mazda es el esfuerzo inalterable por indagar sobre la experiencia de manejo y mejorarla constantemente usando la más alta tecnología.

Cada modelo diseñado por Mazda lleva una impronta única que se deja percibir a través de la genuinidad de cada característica propia.

Inspirados en la filosofía japonesa Jinba Ittai -esencia con la que Mazda desarrolla sus vehículos- aspiran a entregar una experiencia única de manejo. El objetivo que se persigue es lograr una unión de perfecta armonía entre el conductor y el vehículo, consiguiendo que el vehículo responda fielmente a los comandos del conductor, con seguridad y un desempeño superior.

 

mazda ecuador - jinete y caballo

 

Conexión natural entre jinete y caballo

El término Jinba Ittai hace referencia a la íntima relación que se detecta entre un jinete y su caballo. Una sintonía que consigue convertir a la montura en la prolongación no sólo de su cuerpo, sino de su mente: ir exactamente donde piensa y hacerlo de la manera más precisa, cómoda y segura.

En la tradición japonesa, los arqueros montados Yabusame debían ser uno con su montura para poder disparar su arco al galope. Según la cultura nipona, Jinba-Ittai simboliza esta fusión del jinete y su caballo como un mismo ser, donde uno es extensión del otro y cabalgan al unísono.

El Yabusame fue diseñado como una forma de complacer y entretener a los dioses protectores de Japón, buscando así alentar sus bendiciones para asegurar la prosperidad de la tierra, las personas y la cosecha.

Un arquero Yabusame galopa a alta velocidad por una pista extensa de más de 200 metros de largo. El arquero controla su cabalgadura mediante las rodillas, ya que sus manos se encuentran ocupadas en amarrar las flechas y disparar su arco.

El tirador genera una conexión con el caballo depositando en esta unión la confianza necesaria para poder enfocar toda su atención en la puntería, su movilidad y distancia para automatizar todo ello y poder disparar correctamente. Al aproximarse al blanco, eleva su arco y extrae la flecha por detrás de su oreja para disparar al grito de "In-Yo-In-Yo" (oscuridad y luz).

 

Vive la experiencia de conducir un Mazda

 

 

Conexión genuina entre conductor y vehículo

Mazda comparte esa filosofía y ha querido que conductor y auto se fusionen en uno solo, igual que lo hacen el jinete y su caballo, a través de las nuevas tecnologías, una conducción dinámica y deportiva, junto a un diseño centrado en el conductor.

La filosofía Jinba Ittai se extiende a todos los modelos de Mazda a través de un diseño que permite una posición de conducción sobresaliente. El concepto involucra a la ingeniería que se refleja en elementos como una dirección precisa y un acelerador que responde exactamente a las intenciones del conductor.

Para lograr esta armoniosa integración, Mazda trabaja constantemente sobre sus motores, suspensiones y transmisiones pretendiendo un rendimiento superior al de sus competidores; claro y eficiente ejemplo de ello es el sistema G-Vectoring Control.

Esta tecnología busca una mejor experiencia para el conductor y acompañantes mediante una nueva forma de entender la asistencia a la dirección y ofrecer un mejor desempeño en curva y una menor necesidad de correcciones sobre la dirección durante los giros.

 

La filosofía y la tecnología se fusionan para conseguir dominar al vehículo de manera natural, sin necesidad de tensionar ningún músculo o exigir una plena concentración, se logra, de esta manera, una conexión profunda entre un auto que se manifiesta por propia cuenta y su jinete de asfalto.

 

 

Etiquetas: Movilidad, Diseño


5-tips-para-el-mantenimiento-de-tu-vehículo

Suscríbete a nuestro Blog