<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1179804535816703&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cuándo debería cambiar mis neumáticos?

Creado por Mazda Ecuador Comparte este artículo:

Las llantas nuevas y correctamente rotadas e infladas pueden hacer mucho por tu automóvil y por la conducción. Tu eficiencia de combustible mejorará, tu manejo se sentirá más cómodo y, lo que es más importante, la seguridad de tu viaje será máxima. Pero ¿cuándo exactamente los neumáticos “nuevos” se convierten en neumáticos “viejos”?

El mantenimiento y los reemplazos de llantas pueden ser costosos, pero es importante que no tomes atajos. Hay pocas cosas menos seguras que conducir con neumáticos peligrosos. Ahorrar unos cuantos dólares no se sentirá tan bien cuando tu neumático reviente mientras conduces por la carretera. Podría dejarte varado, o algo peor.

Si bien no hay muchas respuestas válidas para todos con respecto a cuándo debes reemplazar tus llantas usadas, aquí hay algunas preguntas que debes hacerte cuando debatas si reemplazar o no tus llantas.

¿Qué profundidad debe tener la banda de rodadura?
Las tuercas de tu llanta nunca deben caer por debajo de 1.559 milímetros. Puedes comprar un medidor de neumáticos económico para obtener una lectura precisa de la profundidad de la banda de rodadura de tu neumático. También hay un viejo truco para medir la profundidad de los neumáticos que requiere solo una moneda de un centavo. Toma el centavo y colócalo entre la banda de rodadura de un neumático con la cabeza de Lincoln apuntando hacia abajo. Si aún puedes ver la cabeza de Lincoln mientras el centavo está entre el hilo, probablemente debería reemplazar tus llantas.

cuando-cambiar-los-neumaticos-de-mi-autoTen en cuenta que conducir con frecuencia bajo la lluvia requerirá más banda de rodadura, por lo que, si estás justo en el límite, pero viajas con frecuencia durante la lluvia, debes ser precavido y reemplazar tus neumáticos lo antes posible.

Si mi llanta está dañada, ¿debo reemplazarla?
Si bien algunos daños en los neumáticos son obvios de detectar e inhiben la capacidad de tu neumático para permanecer inflados, otros daños menos perceptibles aún pueden ser peligrosos. El hecho de que tu llanta dañada no se desinfle inmediatamente no significa que no deba ser reemplazada. Atento a burbujas, cortes profundos u objetos incrustados. Algunos daños se pueden reparar en casa o en un taller autorizado, pero a veces el daño es demasiado grave y deberás reemplazar la llanta. Si tu llanta está dañada y no estás seguro de la gravedad, llévala para que la revise un profesional.

Al reemplazar los neumáticos, es mejor hacerlo todos a la vez, o al menos, en pares. Esto optimizará el rendimiento y la tracción, lo que te dará a una conducción más segura.

 


5-tips-para-el-mantenimiento-de-tu-vehículo

Suscríbete a nuestro Blog